martes, 20 de julio de 2010

Masculinidad o masculinidades Por una reflexión compleja y una acción eficaz sobre violencia de género

Artículo muy interesante escrito por nuestro Compañero Hernán Reyes Aguinaga (sociólogo y politólogo ecuatoriano) tomado de la revista María María Edición Noviembre 2008 - UNIFEM Paises Andinos.

(...)
"No se trata solo de que las mujeres comprendan y reconozcan que su empoderamiento no consiste en ubicar como enemigos a sus padres, esposos, novios, convivientes, amigos o compañeros, sino que los propios varones asuman la necesidad impostergable de trabajar en la sensibilización y la concienciación de otros varones para actuar con efectividad y de forma pública en contra de la violencia de género.
Este es el caso, por ejemplo, de la campaña Lazo Blanco que se ha desarrollado los últimos años en el país. Aunque todavía no atrae la atención de los media ni ha logrado convocar a todos los varones, que seguramente podrían aportar al tema, la campaña es una iniciativa pionera que sin duda crecerá y se consolidará, pero para ello deberá contar con apoyos tanto de la institucionalidad pública y el mundo académico como de la cooperación internacional y, con mayor razón, de las agencias de Naciones Unidas que trabajan con perspectiva de género."

2 comentarios:

  1. La violencia no solo es de hombres hacia mujeres. Cuando niños también recibimos violencia cuando en la configuración de nuestra masculinidad nos educaron para esconder nuestros sentimientos. A eso le llamo "mutilación afectiva". Esto lo empezamos a recuperar en parte en nuestra experiencia de padres afectivos, pero... si somos vistos unicamente como "proveedores" qué hay de nuestro derecho a ser padres afectivos? La violencia muestra la crueldad de un paradigma que está muy hondo en nuestra historia tanto personal como colectiva. Y como varones podemos aportar y muchoen cambiar porque gran parte de la violencia en nuestro mundo lo generamos nosotros. Yo le doy gracias a tantas mujeres valiosas en las que inclyo a mi esposa y a mi niña de seis meses de edad, por ayudarme a recuperar la ternura, la capacidad de llorar, y claro, poderme rectificar en muchas cosas de las que me horrorizo; y a su vez, ratificarme en otras que me hacen ser mas humano, es decir mas hombre.

    Saludos, compañeros.
    ROBERTO NARVAEZ DURÁN
    NATIVOSALTER Cuenca Ecuador

    ResponderEliminar
  2. Pues lo que sucede que la gran mayoría de mujeres son las que sufren violencia, no hay comparación, por eso es nuestra responsabilidad, ejercer nuevos procesos de masculinidad_es, por favor no hablemos de nuevos "modelos" sino formas muy diversas de vivir y construir varones libres de machismo.

    ResponderEliminar